“Lo primero que hay que hacer para salir del pozo es dejar de cavar”. Proverbio chino.

NO PODEMOS RESOLVER PROBLEMAS PENSANDO COMO CUANDO LOS CREAMOS. Albert Einstein

“Si a alguien le indigna más ver un contenedor ardiendo que una persona comiendo de él, tiene que revisar sus valores”

Sobre los poderes de siempre y los emergentes: "“No nos parece mal que nos muerda un lobo, pero a todo el mundo le saca de quicio que le muerda una oveja". Ulises de Joyce, Cap. 16




martes, 10 de abril de 2018

Semivago procesional: 1. Solenoide; Mircea Catarescu

Editorial Impedimenta. 794 páginas.
Traducción de Marian Ochoa de Eribe. 
Posfacio de Marius Chivu.

Esta crítica de David Pérez Vega, en la revista EÑE, supera todo lo que pueda decir del libro, que requiere una lectura de los “muy lectores”.


Copio los tres últimos párrafos y os podéis dar por avisados los que queréis leer la novela y los que no.


En internet he leído que Cărtărescu declara que no planifica sus libros, que escribe para averiguar hacia dónde le lleva su escritura. Lo había pensado antes de leerlo. Quizás ahí podría encontrarse el único punto que haga desfallecer a algún lector al acercarse a este libro monumental: la tensión de la novela no es creciente, no se plantea aquí un misterio que haya que resolver; el lector no sigue al narrador a través de una serie de peripecias hasta que cumple con una misión. Se me ocurre lo siguiente: además del solenoide que se encuentra en la casa del narrador, existen otros dispersos por la ciudad, con los que el protagonista de la novela se acaba topando. La novela se podría haber planteado como un misterio, como una búsqueda de esos solenoides, que al final dieran una explicación del mundo al narrador. Es posible que, si Cărtărescu hubiera planteado así su libro, habría conseguido más lectores, se habría acercado más a los planteamientos de una novela bestseller y el grupo de sus lectores podría haber trascendido el del mero conjunto, en clara merma, de los «lectores literarios»; pero es posible, también, que en ese caso su libro se habría vulgarizado.
Yo, como lector, podría apuntar que, en algunos pequeños momentos, sí que he sentido que la tensión narrativa de Solenoide decaía, pero en la mayoría de las páginas he experimentado una gran emoción como lector. La emoción de estar surcando las páginas de un universo creativo (el de Cărtărescu) propio y grandioso, la emoción de estar leyendo una gran obra, de múltiples planos y matices, una obra que conversa con los clásicos y que lleva sus planteamientos hacia rincones inesperados, haciendo uso de una imaginación portentosa. Creo que Solenoide es un libro trascendente y que va a figurar en el canon de las grandes novelas. Dentro de veinte años, se hablará de ella como hoy se puede hablar, por ejemplo, de Los detectives salvajes de Roberto Bolaño. Habrá cosechado un gran número de lectores y reconocimiento y surgirán también los lectores que la rechacen por ser demasiado famosa e inferior a su escritor secreto favorito, porque no era para tanto, porque Pynchon es mejor, o porque rompe con sus expectativas de lector de bestseller que se ha dejado seducir por una fama que no le satisface.
Creo que Solenoide es el mejor libro que he leído este año.

6 comentarios:

  1. Este comentario tuyo es excepcional, sin duda, así que me pondré a todo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, después de leerte, la curiosidad pica un montón... :)
    Salud y abrazo

    ResponderEliminar
  3. Tengo enlazado el blog de David, un gran lector, desde su inicio, me gustan sus particulares reseñas, las disfruto.
    Desde que la leí es uno de mi larga lista de pendientes.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Para todos: Tuve otro blog donde anotaba algunos de los libros que leía. Me ayudaba a vencer mi vaguería, pero estuve unos meses sin usarlo, olvidé la contraseña y perdí el control del blog. He decidido traspasarlo aquí, haciendo entradas con esa etiqueta. No se trata de que recomiende esos libros, sino de comentar los que por deseo o azar voy leyendo.

    Andandos, querido amigo. No te precipites: el que estoy leyendo ahora está escrito pensando en una fotógrafa que seguro conoces, una especie de falsa biografía basada en datos auténticamente biográficos: ese sí te va a interesar mucho. Un poco de paciencia, hasta que lo termine y lo comente.

    Querido Genín, gracias como siempre por tu presencia animosa.

    Isabel. No puede ser casualidad que leamos a los mismos.

    Un fuerte abrazo a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Eso digo yo, pero el azar o no...
    Asistí a la presentación de la autora de la fotográfa en Sevilla, más que nada porque (si hablamos de la misma persona)tú la citabas muy bien, así como sus primeras novelas, en tu otro blog y tenía ganas de conocerla y leerla. Me gustó mucho la presentación, me firmó el libro y estoy a punto de comenzar a disfrutarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya subí el post. Quizá sea mejor que no lo leas hasta haber terminado el libro.

      Besos

      Eliminar