“Lo primero que hay que hacer para salir del pozo es dejar de cavar”. Proverbio chino.

NO PODEMOS RESOLVER PROBLEMAS PENSANDO COMO CUANDO LOS CREAMOS. Albert Einstein

“Si a alguien le indigna más ver un contenedor ardiendo que una persona comiendo de él, tiene que revisar sus valores”

Sobre los poderes de siempre y los emergentes: "“No nos parece mal que nos muerda un lobo, pero a todo el mundo le saca de quicio que le muerda una oveja". Ulises de Joyce, Cap. 16




jueves, 13 de marzo de 2014

John y Jenny. Relato bremenauta sobre la familia

john y jenny


casi nunca miro pero cuando lo hago a veces veo y a veces no    no hablo ni escucho    estoy dentro ¿de mí? del mundo verdadero, del momento aquél en el que me quedé fijado    tengo a mis hermanos, john y jenny, que vienen por la noche y me duermo cogiéndoles las manos    me tranquilizan, me arropan, me recuerdan cómo era la familia antes de aquello ¿te acuerdas de lo felices que éramos, chiquitín? y me dan datos pero no son mis recuerdos    son datos que para ellos están claros pero para mí siguen siendo borrones de luz o de sombra que me tranquilizan que quieren fijar algo    la voz que más oigo, a la que presto más atención, tiene las vibraciones de una mujer y la veo como una mancha blanca    sé que es buena porque deja entrar a mis hermanos y que me cojan de la mano    hablo con ellos, pero no con la sombra blanca    no me importa que la sombra me oiga porque no creo que me entienda    lo importante es mantener una separación absoluta con el mundo de fuera de mí    ese mundo en el que pasan cosas tan malas como la que nos pasó a nosotros    dentro estoy a salvo estoy a salvo estoy a salvo    mis hermanos me lo han dicho muchas veces por la noche    que en este lado abrigado del mundo y durmiendo con ellos estoy a salvo

cuando me sacan al jardín y me sientan en un banco si el aire que noto es ligero miro a mi alrededor y muchas veces veo    las plantas y los árboles son hermosos y los termino viendo con absoluta claridad    lo que quiere decir que no solo veo sus detalles sino que también los escucho    es lo más agradable que puedo sentir aunque no puedo mirar hacia arriba porque veo una gran luz que me aplasta y me da miedo

pocas veces tengo miedo porque john y jenny me han educado así    somos guerreros fuertes y valientes ¿a que sí pequeñín?    por eso me avergüenzo si siento miedo alguna vez    no me importa por el miedo me importa por lo que pensarán mis hermanos y me dirán por la noche    aunque las noches de los días del miedo me aprietan la mano todavía más fuerte    un gran guerrero tiene miedo algunas veces, pequeñín, pero si se defiende rápido es un gran guerrero

si estoy en el jardín mirando hacia las plantas y los árboles y pasa alguien por delante enseguida empiezo a ver borroso y me quedo sentado sin ver nada    palmeo los muslos con las manos hasta que alguien me lleva al interior    en el interior de la casa no hay nada que me guste así que no importa no ver


seguro que piensan que soy tonto y no sé que john y jenny parecen dos figuras de goma    él es un pistolero y ella un jefe indio    las tenía cogidas cuando pasó aquello y entró alguien y me sacó de las llamas    oí gritar a mis hermanos y sentí que con ese grito se metían en las figuras para acompañarme siempre    me las dejan tener en las manos cuando me acuestan y cuando me sientan delante de la mancha blanca borrosa que sé que es una mujer y que me quiere    me gusta tener una figura apretada en cada mano y notar su calorcito pero no me importa cuando me las quitan porque sé que me acompañan siempre.

14 comentarios:

  1. Me parece perfecto, NáN, encuentro que se aúnan perfectamente fondo y forma en este monólogo que se va introduciendo lentamente en mi interior hasta emocionarme.

    Enhorabuena y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. producir emoción es lo más.También la sentía yo cuando estaba viviendo la historia, desde la cabeza del niño.

    Un abrazote, ISABEL.

    ResponderEliminar
  3. En realidad el que tiene miedo ahora soy yo, me he quedado descolocado dentro del mundo terrible de ese niño.
    Creo que usamos la técnica de protegernos dentro de nosotros mismos mas de lo que confesamos.
    Me ha gustado, amigo. :)
    Salud

    ResponderEliminar
  4. Un niño solo siempre produce tristeza. Solo y con sombras blancas rondando da miedo. Pero con las manos llenas de recuerdos, de afectos verdaderos aunque pasados, y además solo y sin mirar y sin hablar, es desasosegante. Y esa sensación es la que me trasmite tu relato, que me lleva de fuera a dentro de un mundo que muchas veces es de cualquiera cuando no queremos ver, ni oir, ni hablar de nuestra vida.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho esa voz poderosa de tu pequeñín. Menudo es... Sobre todo, cómo siente y expresa cuanto desea. Su libertad imaginativa. El modo en que habla, con la verdad de un guerrero...

    Un abrazo grandote (cambié de buscador y de momento me permite dejar comentarios...)

    ResponderEliminar
  6. PS: Pero no desde Google. Misterios...

    ResponderEliminar
  7. Eso te pasa por conservar la dignidad y la empatía, GENÍN. Apuesto que no abusas de esa técnica más del mínimo imprescindible

    Salud y un abrazote

    Tristeza, miedo y desasosiego, MARISA. Lo has descrito muy bien en esa gradación ascendente. Espero que lo último te suceda poco. De verdad de la buena.

    Un abrazo

    Que te haya gustado esa voz es para mí un halago valioso, amiga GEMMA. El misterio que dices es para mí el más misterioso. Comento a algunos amigos que escriben en WordPress, pero esa misma aplicación no me deja comentar a una que la usa. ¡¿Qué diablos?!, pienso (creo que literalmente).

    Abrazones

    ResponderEliminar
  8. Pero no me has dicho cuándo tengo que respirar en este relato, NáN. He intentado leerlo siguiendo tur instrucciones y ¡Casi me ahogo! (nota mental: apuntarme a un cursillo de buceo a pulmón libre por si NáN se pone a escribir más relatos como éste)

    ResponderEliminar
  9. Pues si no aguantas 3 minutos sin respirar, C.S., no sé yo si será prudente llevarte a tomar cañas.

    No sé si habrá relatos así, pero en la nouvelle que estoy escribiendo un capítulo de cada dos va así... pero como la cambiaré decenas de veces, al final será de otra manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo tardo más. Leo lento.

      Eliminar
  10. …si un capítulo de cada dos va así, te agradecería que me digas en que coordenadas debo de hacer cola para el abrazo y la correspondiente dedicatoria. Ese valiente asustado, ese guerrero leve que se defiende rápido incluso de lo que no sucede, me ha encantado.

    Un abrazo grande, Nán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La coordenada es Madrid, dado lo poco que viajo yo, Josep. Espero que este año SÍ viajes por aquí. Entretanto,

      Abrazo grande

      Eliminar
  11. Buenísimo Nano.
    Desde el primer párrafo he vuelto a otro tiempo de mi misma.
    Besos!

    ResponderEliminar